I G C M
 Start
 Introduction
 Our Philosophy
 Green Charter [ES]
 Green Book
 Committees
 Mathaba
 Resources
 Documents [DE] [ES]
 Wiki
 Join us >>>
Version 3.2


Carta verde Internacional

~ Derechos Humanos para el Tercer Milenio  ~

1. ESMOCRACIA 2. PRISIONEROS - 3. MOVIMIENTO - 4. CIUDADANÍA - 5 .VIOLENCIA - 6. UNIONES - 7. PRIVACIDAD - 8. PENA CAPITAL - 9. JUSTICIA - 10. RELIGIÓN - 11. PRODUCTORES - 12. TIERRA - 13. VIVIENDA - 14. BIENESTAR - 15. EDUCACIÓN - 16. NACIÓN - 17. DISCRIMINACIÓN - 18. RESISTENCIA 19. CULTURE - 20. INFANCIA - 21. MUJERES - 22. ESCLAVITUD - 23. PAZ - 24. ESSARME - 25. ESFENSA - 26. COMPENSACIÓN

Inspirados en la proclamación de la Gran Carta Verde de Derechos Humanos el 12 de junio de 1988, laprimera Carta de Derechos Humanos surgida del pueblo reunido en Congresos Populares, señalando el final de la era dee las repúblicas y el amanecer de la era de las masas, así como una nueva aproximación a la definición de derechos humanos;

Orientados por el Libro Verde, guía de la humanidad para la total liberación del poder de los individuos, clases, clanes, tribus o partidos y el modelo hacia el establecimiento de una sociedad para todos (el Estado de las Masas) donde todos los seres humanos son libres e iguales en el ejercicio del poder y en la posesión de riqueza y armas;

Convencidos de que los derechos del hombre, vicegerente de Dios en la tierra, no puede ser el regalo de una persona, ni existir en sociedades donde la explotación y la tiranía se practican y sólo pueden alcanzarse por medio de la victoria de las masas populares sobre sus opresores y con la desaparición de regímenes que aniquilan la libertad;

De que el establecimiento del poder de las masas populares consolidará su existencia en la tierra, cuando la soberanía del pueblo sea ejercida directamente a través de los congresos populares legislativos y los comités ejecutivos del pueblo;

que los derechos humanos no pueden ser garantizados en un mundo donde exista gobernantes y gobernados, amos y esclavos, ricos y pobres;

Conscientes de que la miseria humana no desaparecerá, ni los derechos humanos de afirmarán, si no por medio de la construcción de un mundo donde la gente tenga el poder, la riqueza y las armas; un mundo donde los gobiernos y los ejércitos desaparecerán, y donde las comunidades, los pueblos y las naciones estarán libres de todo el peligro de la guerra, un mundo de paz, respeto, acuerdo y cooperación;

Con base en lo anterior,

La Carta Verde Internacional se formó para vincular a hombres y mujeres alrededor del mundo que deseen lograr, promover y defender los verdaderos Derechos Humanos y libertades de esta nueva era, la era de las masas, que fueron proclamados por la gente libre, obtenidos en congresos populares en la Gran Carta Verde de Derechos Humanos de la siguiente manera:

1. Democracia es el poder de la gente, no sólo de la expresión de la gente. Declaramos que el poder pertenece a la gente. Es ejercido directamente, sin intermediarios o representantes en los congresos populares y en los comités del pueblo. TOP

2. Consideramos la vida del individuo sagrada y la protegemos. Prohibimos su alienación. El encarcelamiento puede solamente ser ejercido en contra de aquellos para quienes la libertad constituye un peligro o una contaminación para los otros. El objetivo del castigo es renovar a la sociedad, para proteger sus valores humanos y sus intereses. Proscribimos los castigos que ataquen la dignidad y la integridad del ser humano, así como el trabajo forzado o el encarcelamiento a largo plazo. Proscribimos todos los ataques, físicos o mentales en la persona del prisionero. Condenamos todas las especulaciones o experimentos de cualquier tipo con los prisioneros. El castigo es personal y sufrido por el individuo tras un acto criminal sobre el que está condicionado necesariamente. El castigo y sus consecuencias no pueden extenderse a la familia ni a las personas cercanas al criminal. “Uno solo comete el mal bajo en su propio detrimento y nadie asumirá lo que no ha cometido”. TOP

3. Somos, en tiempos de paz, libres en todos nuesros movimientos y en la elección de nuestra residencia. TOP

4. La ciudadanía es un derecho sagrado. Nadie puede ser privado de él o que le sea quitado. TOP

5. Prohibimos toda acción clandestina y el recurso de la fuerza en todas sus formas, violencia, terrorismo y sabotaje. Estos actos constituyen una traición a los valores y principios de la Jamahiriya, la cual afirma la soberanía del individuo en los congresos populares, garantizando el derecho a la expresar las opiniones públicamente. Rechazamos y condenamos la violencia como medio para imponer las ideas y las opiniones. Adoptamos el diálogo democrático como el único método de debate y consideramos cualquier relación hostil hacia la Jamahiriya vinculada a una instancia extranjera, cualquiera que sea su forma, como una alta traición en su contra. TOP

6. Somos libres para formar asociaciones, asociaciones de comercio y ligas para defender nuestros intereses profesionales. TOP

7. Somos libres en nuestras acciones privadas y en nuestras relaciones personales. Nadie puede involucrarse en ello, excepto ante la queja de alguno de los socios involucrados o si el acto o la relación atacan y perjudican a la sociedad, o si son contrarios a sus valores. TOP

8. Consideramos la vida del ser humano como sagrada y la protegemos. Nuestro objetivo es abolir la pena capital. Para este fin, la pena de muerte solo puede ser ejercida en contra de un individuo cuya existencia constituye un peligro o un deterioro para la sociedad. La persona condenada a muerte puede solicitar que su sentencia sea iluminada o, en lugar de su vida, ofrecer un tributo personal. La corte puede conmutar la pena si su decisión no es perjudicial para la sociedad o contraria a los valores humanos. Nosotros condenamos la ejecución de la pena capital por medio de métodos repugnantes, tales como la silla eléctrica, el uso de gas tóxico o inyecciones letales. TOP

9. La Jamahiriya garantiza el derecho a apelar y a la independencia del sistema judicial. Cada uno de sus miembros está autorizado para un juicio justo y completo. TOP

10. Nuestros juicios están basados en la ley sagrada, la religión o la costumbre, en los términos en que es estable, inmutable y para la que no puede haber sustituto. Declaramos que la religión es una creencia absoluta en la divinidad y en un valor espiritual sagrado. Es personal para cada quien y común a todos. Es una relación directa con el Creador, sin intermediario. Prohibimos su monopolio y explotación para propósitos de subversión, fanatismo, sectarismo, espíritu partidario o guerra fratricida. TOP

11. La Jamahiriya garantiza el derecho al trabajo. Es un derecho y un deber para cada uno, dentro de los límites del esfuerzo personal o en asociación con otros. Cada uno tiene el derecho de ejercer el trabajo de su elección. La Jamahiriya es una de socios y no de empleados pagados. La propiedad, el fruto del trabajo es sagrado y protegido, sólo puede ser atacado en el interés público y con una justa compensación. La Jamahiriya es libre de esclavitud o salarios, sostiene el derecho de todos sobre su trabajo y producción. Sólo aquellos que producen, consumen. TOP

12. Estamos liberados de cualquier feudalismo. La tierra no es propiedad de nadie. Cada persona tiene el derecho de explotarla y de beneficiarse de su trabajo, agricultura o cuidado de animales, a lo largo de la vida de uno, esa es la herencia de uno, y dentro de los límites del esfuerzo personal y la satisfacción de necesidades. TOP

13. Estamos libres de cualquier renta. Una casa pertenece a la gente que vive en ella. Disfruta de una inmunidad sagrada en el respeto de los derechos de vecindad: “tus vecinos cercanos o distantes”. La residencia no puede ser usada para lastimar a la sociedad. TOP

14. La Jamahiriya está unida. Garantiza para todos una vida valiosa y próspera y un estado de salud desarrollado, con el fin de lograr un pueblo saludable. Garantiza la protección de la infancia, la maternidad, las personas mayores y los discapacitados. La Jamahiriya es la protectora de todos aquellos que no tienen guardián. TOP

15. La educación y el conocimiento son derechos naturales para todos. Cualquier individuo tiene el derecho de elegir la educaión u el conocimiento que le convenga, sin ninguna restricción u orientación impuesta. TOP

16. La Jamahiriya es la sociedad de la bondad y de los nobles valores. Considera que los ideales y los principios humanos son sagrados. Su objetivo es una sociedad humanitaria donde la agresión, la guerra, la explotación y el terrorismo estén prohibidos y donde no hab´ra diferencia entre los grandes y los pequeños. Todas las naciones, todos los pueblos y todas las comunidades nacionales tienen el derecho a vivir libres, de acuerdo con sus opciones y los principios de autodeterminación. Ellos tienen el derecho de establecer su entidad nacional. Las minorías tienen el derecho des salvaguardar su entidad y su herencia. Las aspiraciones legítimas no pueden ser reprimidas. Ni pueden ser asimilados por fuerza dentro de una o varias naciones o comunidades nacionales. TOP

17. Nosotros afirmamos el derecho de cada persona a acceder a los beneficios, las ventajas, los valores y los principios que son obtenidos mediante la armonía, la cohesión, las unión, la afinidad y el afecto de la familia, la tribu, la nación y la humanidad. Con este fin, trabajamos para establecer la entidad nacional natural de nuestra nación y apoyamos a todos aquellos que luchan por conseguir este objetivo. Rechazamos cualquier segregación entre los hombres debido a su color, su raza, su religión o su cultura. TOP

18. Protegemos la libertad. La defendemos en todos lados en el mundo. Apoyamos a los oprimidos y animamos a todos los pueblos a confrontar la injusticia, la opresión, la explotación y el colonialismo. Los animamos a combatir el imperialismo, el racismo y el fascismo, en concordancia con el principio de la lucha colectiva de los pueblos en contra de los enemigos de la libertad. TOP

19. La Jamahiriya es una sociedad de esplendor y realización. Garantiza a cada persona el derecho de pensamiento, creación e innovación. La Jamahiriya trabaja por el desarrollo de las ciencias, las artes y la literatura. Garantiza que serán diseminadas entre las masas populares, del mismo modo en que prohibirá cualquier monopolio sobre ellas. TOP

20. Afirmamos el derecho sagrado a nacer en una familia coherente, donde la maternidad, la paternidad y la hermandad prevalezcan. La realización del ser humano se da sólo en cumplimiento con su naturaleza si es asegurada por la maternidad natural y la alimentación. El niño debe ser criado por su madre. TOP

21. Somos hombres o mujeres, iguales en todo lo que es humano. La distinción de derechos entre hombres y mujeres es una flagrante injusticia que nada justifica. Proclamamos que el matrimonio es una asociación justa entre dos socios iguales. Nadie puede concluir un contrato matrimonial bajo coerción, ni el divorcio de ninguno otra forma que no sea el consentimiento mutuo o un juicio justo. Es injusto quitarle la madre a los hijos, y el hogar a la madre. TOP

22. Consideramos a los sirvientes como los esclavos de los tiempos modernos, esclavizados por sus amos. Ninguna ley gobierna su situación, y ellos no tienen ninguna garantía o protección. Viven bajo la naturaleza arbitraria de sus amos, y son víctimas de la tiranía. Ellos son forzados, por la necesidad, para subsistir a realizar trabajos que ridiculizan su dignidad y sus sentimientos humanos. Por esta razón, prohibimos tener sirvientes en la casa. La casa debe ser cuidada por sus propietarios. TOP

23. Estamos convencidos de que la paz entre las naciones pueden garantizarles prosperidad, abundancia y armonía. Hacemos un llamado para terminar con el comercio de armas y su manufactura con propósitos de explotación. La industria armamentista constituye un gasto de la riqueza de las sociedades, una carga sobre los contribuyentes, causando la propagación de la destrucción y la aniquilación del mundo. TOP

24. Hacemos un llamado a la supresión de las armas nucleares, bacteriológicas y químicas y cualquier otro medio de exterminación masiva y destrucción. Llamamos a la eliminación de todas las reservas, para preservar a la humanidad de los peligros representados por los desechos de las plantas de energía nuclear. TOP

25. Nos comprometemos a proteger a nuestra sociedad y a nuestro sistema político basado en el poder popular. También nos comprometemos a salvaguardar sus valores, principios e intereses. Consideramos la defensa colectiva como el único medio para preservarlos. Pensamos que la defensa de la Jamahiriya es la responsabilidad de cada ciudadano, hombre o mujer. Nadie puede tener un sustituto cuando se ve confrontado con la muerte. TOP

26. Nos comprometemos con las bases de esta carta. No permitiremos que sean infringidos y nos prohibimos a nosotros mismos cualquier acto contrario a los principios y derechos que garantiza. Cada persona tienen el derecho a solicitar, ante la ley, la reparación de cualquier ataque en los derechos y libertades que anuncia. TOP

27. Ofrecemos al mundo El Libro Verde, la guía y modelo de emancipación de la adquisición de la libertad. Anunciamos a las masas populares el advenimiento de una nueva era, cuando los regímenes corruptos sean abolidos y en la cual, cualquier traza de tiranía y explotación será removida.


Si tu quisieras vivir en un mundo donde prevalezcan los principios anteriores, por favor apoya o únete al Movimiento de la Carta Verde, de modo que podamos todos “Encontrarnos y hablar, ayudar a que todos tomen conciencia” (Mathaba) para promover, conseguir y defender nuestros derechos humanos y libertades en esta nueva era, la era de las masas.

Click here to join the Mathaba Green Charter Group - demand your rights for the 3rd Millennium! 


Note that you may need to register - it's easy and free.


CLICK HERE TO GO TO THE GREEN CHARTER HOME PAGE